En primer lugar, debemos saber que es un enchufe básico, como son sus partes y como funciona. Un enchufe está compuesto por clavijas y tomacorriente, los cuales se conectan entre sí para  permitir el paso de la corriente eléctrica, el enchufe funciona cuando la clavija o el enchufe macho es conectado a la base (tomacorriente o enchufe hembra).

El enchufe macho o clavija, es una pieza hecha de material aislante de donde predominan espigas metálicas  que se encajan en el enchufe hembra para formar la conexión eléctrica.

Comúnmente, la clavija la encontramos al final del cable, existen muchos tipos de clavijas y son usadas de acuerdo a las exigencias de su fin en hogares, industrias o instalaciones turísticas y con las normas de cada región.

En cuanto el enchufe hembra o tomacorriente, por lo general, este se ubica en la pared de forma superficial o empotrada, siendo la última forma la más común. Este tiene, por lo mínimo, dos piezas de metal que complementan el proceso al acoger a sus semejantes.

Los conectores (enchufes), generalmente se encuentran instalados en las paredes de las casas, tiendas, domicilios, etc., pero también los podemos hallar instalados en el piso y  esporádicamente en el techo para brindar energía a dispositivos como letreros de neón en las tiendas, abridores de puertas, entre otros aparatos.

Dependiendo del país cada enchufe tendrá un tipo de salida y voltaje diferente, no existe un voltaje  estándar alrededor del mundo ni la misma frecuencia.  El número de períodos que la corriente cambia la dirección por segundo no es en todos lados igual. Asimismo, ningún enchufe, ni los tamaños de las clavijas, ni  los agujeros de los tomacorrientes, ni los enchufes de pared son semejantes en todos los países.

Actualmente existen 15 tipos de enchufes, y cada uno es identificado por una letra, comenzando por la letra A y siguiendo el abecedario.

Los enchufes baratos son aquellos que, aunque tienen un precio bajo, cumplen con las funciones que se les otorgan de manera correcta. Por lo general, con están no hechos de materiales súper resistentes sino de materiales convencionales que funcionan si el usuario lo que busca es funcionalidad.

Por la parte estética y de diseño, no son los más agraciados ni mucho menos los más buscados para esos fines, y con respecto a la seguridad muchas personas por falta de confianza hacia ellos se inclinan por otros enchufes.

Estos enchufes podemos encontrarlos en cualquier parte del mundo, y por supuesto, en los tipos de clavijas y tomas de corriente propios al lugar donde se necesitan. Estos no nos funcionan para colocarlos en las zonas al aire libre de nuestro hogar. Se preguntarán ¿Por qué?, la respuesta es porque estos no sirven para resistir las condiciones de la intemperie, ya que no cumplen con las exigencias de seguridad requeridas. No suelen contar con embellecedores.

En la actualidad, es común que se fabriquen embellecedores para enchufes e interruptores de diversos materiales, colores y formas, esto con la finalidad de que cada usuario encuentre el que mejor se adapte al aspecto que desea y sus exigencias, y pues por lo que cuestan estos enchufes no poseen este tipo de accesorios.

Enchufes baratos

¿Cómo cambiar un enchufe?

Si el deseo del usuario es ahorrar un poco, y quiere instalar enchufes baratos no existe ningún problema, y se cambia tal cual como un enchufe normal.

  1. Desenroscar el tapón: «Desatornille y retire la tapa del enchufe y la abrazadera flexible con el destornillador, con el tornillo ubicado en el centro de la parte inferior del enchufe».
  2. Afloje la barra: “Una vez abierto, verás un fusible, tres terminales con pequeños tornillos y una pequeña barra en la parte inferior que también está sujeta por tornillos. Debilite esta barra, porque aquí es donde los cables necesitan entrar en el enchufe”.
  3. Retire los cables: Desatornille todos los terminales para aflojar los cables y poder quitarlos. No retire el tornillo del terminal por completo, solo afloje hasta que el cable pueda ser extraído. Tenga en cuenta que si está cambiando un enchufe instalado de fábrica, deberá cortar los cables, porque los enchufes instalados de fábrica están fusionados, lo que significa que la carcasa no se puede desenroscar para permitirle acceder a los terminales
  4. Recorta los cables: Si tiene que cortar los cables, o si se ven un poco rectos en los extremos, tendrá que recortarlos un poco para que esté trabajando con los extremos limpios. Use cortadores de alambre para esto”. Debe pelar aproximadamente 0.5-1cm del extremo de los cables azul, marrón y rayado, para que los interiores de cobre sean claramente visibles.
  5. Vuelva a cablear el enchufe: Pase los cables a través del orificio o espacio en la parte inferior del nuevo enchufe, desenroscando cualquier soporte de cables que pueda mantener el cable en su lugar, y luego inserte cada cable en el terminal correcto (deben estar etiquetados). Puede que tenga que torcer los extremos juntos, para que no tenga extremos deshilachados fuera de las terminales. También puede resultarle más fácil quitar el fusible si hay uno en su lugar, para darle más espacio para trabajar
  6. Ordena todo: Atornille los tornillos de la terminal hacia abajo. Si las clavijas que se pegan en el zócalo son extraíbles, puede resultarle más fácil extraerlo para hacerlo. Asegúrese de que no haya cables de cobre expuestos fuera del terminal.
  7. Atornille el porta cables: Coloque todos los cables planos en sus canales y atornille el soporte del cable en la parte inferior de nuevo
  8. Toques finales: Inserte el fusible, si lo quitó para trabajar con más espacio mientras vuelve a colocar los cables, y vuelva a atornillar la cubierta. Asegúrate de que la tapa esté atornillada de forma agradable y firme.

 

Consejos

Aun sabiendo que tenemos correctamente instalado este tipo de enchufe, no debemos dejar conectados nuestros aparatos eléctricos por lapsos excesivamente largos, esto puede ocasionar daños que pueden llegar a ser irreparables o pueden ser costosos. Siempre debemos estar al pendiente cuando hablamos de temas de electricidad.

De nuestro enchufe debemos constantemente tener en cuenta la temperatura, pues puede ser que se recaliente y puede llegar a provocar hasta un incendio iniciando a partir de un cortocircuito.