Decorar el hogar con vegetación es una excelente idea, sobre todo si se trata de plantas enredaderas. Ten en cuenta que la decoración con plantas va mucho más allá de llenar algunas macetas y colocarlas ordenadamente en el alféizar de una ventana.

El hábito de crecimiento de las plantas trepadoras brinda a las personas oportunidades de diseños creativos que pocas plantas pueden proporcionar. Las trepadores pueden ser el elemento que convierte un paisaje ordinario en un misterioso refugio en la jungla, o pueden transportar a los propietarios de la casa a una ruta sumamente romántica.

Ya sea que hayas cultivado una enredadera perenne a lo largo de los años, o si te gusta ver las plantas enredaderas anualmente llegar a la cima de sus soportes en una temporada, no pases por alto las enredaderas que tienen flores dado a que son ideales como fuentes de textura, estructura y carácter en el jardín.

Las plantas trepadoras como manera fácil y económica para decorar la casa

No hay duda que una forma económica de decorar las paredes de tu casa es con una planta trepadora. Para ello se recomienda que escojas plantas que sean de rápido crecimiento y que puedan adaptarse a la forma de la pared, alrededor de la abertura de una ventana o incluso a través de un techo.

Hay plantas enredaderas que pueden adaptarse a una amplia gama de condiciones de iluminación tanto naturales como interiores. No obstante, ten en cuenta que es un proyecto gradual y continuo, pero se ve muy impresionante en cualquier etapa.

Primero debes elegir la zona que deseas cubrir. Planta varias plantas pequeñas en un recipiente contra la pared. Asegúrate de que las plantas reciban algo de luz y riégalas regularmente.

La planta comenzará a crecer en forma de enredadera y comenzará a deslizarse por el costado de la maceta. Ahí es cuando comienzas a entrenarla para que se acople a la pared. Puedes hacerlo con alfileres de empuje transparentes, fijando suavemente la planta en la pared. No empujes los alfileres dentro del tallo; simplemente empújalos al lado del tallo, preferiblemente en un espacio entre el tallo y una hoja. Tampoco empujes los alfileres completamente en la pared, sino que debes empujarlos lo suficiente como para anclar al vástago a la pared.

A medida que las enredaderas continúan creciendo, sigue utilizando alfileres para anclar las enredaderas en la pared. Muy pronto tendrás una decoración de pared viva. Puedes recortar las enredaderas cuando lleguen a la altura deseada, o puedes continuar clavando las enredaderas en la parte superior de la pared, e inclusive a través del techo.

Balcón del jardín con plantas enredaderas

Si siempre has querido un jardín en el balcón, pero tu balcón no tiene el espacio suficientemente resistente como para soportar contenedores cargados con tierra húmeda, usa plantas enredaderas como solución. Incluso las enredaderas con flores más grandes solo necesitan un área pequeña de tierra para ser cultivadas.

Si tu residencia está en el segundo piso, solicita permiso para plantar la enredadera en el suelo del inquilino del primer piso. En este caso lo ideal es optar por plantas que sean discretas para el residente del primer piso.

Plantas Trepadoras

Plantas enredaderas más allá del enrejado

Ya sea que se enrosquen, se aferren o divaguen, la mayoría de las enredaderas necesitan crecer sobre un soporte para verse lo mejor posible. ¿Por qué no doblar las reglas utilizando algún objeto viejo que no utilices para reemplazar ese enrejado utilitario del jardín?

Una vieja jaula oxidada que ya no es apta para resguardar pájaros es un complemento encantador para una enredadera. Los marcos de las ventanas, los aparadores y otros objetos domésticos también se ajustan perfectamente.

Complementar el buzón de correo con plantas enredaderas

Tu buzón de correos es un sitio natural para una planta enredadera, lo que agrega mucho atractivo. Elige tu enredadera con el tamaño que deseas en mente, para que no termines pasando tiempo podando cada semana el follaje que se halla lejos de tu buzón.

Evita enredaderas como la enredadera de trompeta grande, la clemátide o cualquier tipo de madreselvas. Las enredaderas adecuadas para hacer una especie de jardín en los buzones son la enredadera capuchina o la enredadera Susana de ojos negros. Agrega un poco de malla para pájaros a tu buzón para ayudarte a que las enredaderas se mantengan en su lugar.

Llena la casa de flores enredaderas

Un garaje doble, por ejemplo, cobra vida por demás con la adición de enredaderas, sobre todo si estas tienen flores. Una de las plantas que más se recomienda en este caso son las rosas trepadoras, que son capaces de prosperar alrededor de los garajes, ya que pueden tomar el sol directo y el calor que irradia el ladrillo o la piedra.

Aun así, las rosas no trepan sin ayuda, por lo que debes atarlas y entrenarlas para que se apoyen en tu estructura. Un enrejado resistente es esencial para soportar el peso de las rosas trepadoras en climas lluviosos o ventosos.

Plantas trepadoras como accesorios de arbustos

Es posible que junto a tu propiedad haya venido un arbusto que no es de tu agrado pero que aun así no quieres cortarlo por distintas razones. La buena noticia es que puedes vestir tus arbustos simplemente con enredaderas, por ejemplo utilizando una vibrante enredadera capuchina.

Las enredaderas anuales pueden crecer a lo largo de los arbustos sin consumirse, ya que los sistemas de raíces son poco profundos y las plantas solo son grandes durante un par de meses. Elige un espécimen delicado como la enredadera de ciprés, que atraerá a los colibríes durante los meses de verano y permitirá que la luz llegue al follaje del arbusto debajo.

El arte de la técnica Espalier para plantar enredaderas

Es una técnica de entrenar enredaderas que ahorra espacio durante muchos años, pero también te sirve para aprovechar esta práctica de poda como una forma de domar grandes enredaderas leñosas.

Para ocultar paredes feas en el paisaje, usa cables para entrenar a tu espécimen. Puedes colocar los especimenes de enredaderas en los cables (puedes ser creativo y hacer patrones con los cables) y poda todo el resto semanalmente.  Después de dos temporadas de crecimiento, tus cables deben llenarse, requiriendo un solo retoque quincenal para mantener el aspecto.